| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Stop wasting time looking for files and revisions. Connect your Gmail, DriveDropbox, and Slack accounts and in less than 2 minutes, Dokkio will automatically organize all your file attachments. Learn more and claim your free account.

View
 

Fuente Guinaldo 1979-08-19

Page history last edited by El Gato Andaluz 11 years, 1 month ago

Triana venía de actuar en Salamanca capital. No se sabe el día concreto; podría ser el miercoles 15, jueves 16 o viernes 17 de agosto de 1979

La siguiente actuación de su gira de conciertos tenía que ser la madrugada del domingo 19 de agosto en Fuente Guinaldo, pero no les dejaron tocar.

 

Ambas circunstancias reflejaron que los organizadores de esos conciertos son de armas tomar. Esto ya lo decía Eduardo. Tenian que ir a la busca y captura del organizador para poder cobrar sus actuaciones. En Fuente Guinaldo el organizador no les dejó actuar para no pagarles. El hecho es que algunos organizadores de conciertos se escapaban sin pagar a Triana.

En el Festival de la Luna Menguante la problematica queda reflejada en el articulo de Julio Murillo titulado “Baile de Jeringas” publicado en la revista Vibraciones nº 61 de octubre de 1979.

Como es natural, el grupo no estuvo conforme con lo publicado y envió una contestación a Vibraciones, que la publicó en el nº 65 de febrero de 1980, junto a las disculpas de Julio Murillo, en el articulo titulado “Triana Versus Julio Murillo”.

Como resumen:

El Festival de la Luna Menguante se celebró en una gigantesca explanada en Fuente Guinaldo, Salamanca, desde el sabado 18 de agosto a las 17:00 h. hasta las 12 h. del domingo 19. Iba a ser de características similares al último Canet Roc con potencia de 22.000 watios de sonido y 30.000 de luz.

El cartel estaba compuesto por Triana (con una contratación musical de 650.000 pta), Manolo Sanlúcar (275.000), Lole y Manuel (300.000), Iceberg (350.000 pta – este fue su ultimo concierto), Tequila (250.000), Víctor Manuel (400.000), Jaivas (75.000), Tribu (150.000) Pernil Latino (100.000), Sergio Godinho 150.000) y Vitorino (150.000).

Sobre las 5 de la tarde una riada humana empezó a descender hasta la explanada, las carreteras iban embotelladas de tráfico. Desde Ciudad Rodrigo se estableció un servicio permanente de autocares gratuitos que se encargaban de trasladar a la gente hasta el recinto. Llegaron de Cáceres, de Valladolid, de Burgos, de Zamora, de San Sebastián, de Bilbao, de Salamanca... Antes de que comenzaran las actuaciones casi media explanada estaba ya cubierta de gente apalancada en sacos y mantas y dispuesta a participar.

Después de actuar entre otros Iceberg, que era el último concierto del grupo antes de su disolución, Tequila y acabada la actuacion de Lole y Manuel la TRANSCRIPCIÓ de dos parrafos del articulo de Julio Murillo es la siguiente:

 

“...se anunció que Víctor Manuel no podía llegar y que Triana, pese a estar citados, (por contrato a las 5 de la mañana) aún no habían aparecido. La gente protestó y del escenario dejó de manar música. Casi a las 9 de la mañana llegaron Triana. Llegaron cuando la gran mayoría de público había abandonando el lugar. Sin excusarse siquiera dijeron: “Aquí estamos nosotros y aquí está nuestro público. Ya era tarde y no se les dejó tocar...”

 

“En lo que a Triana se refiere sólo se puede señalar que dos o tres días antes dejaron plantado al organizador y al público de un concierto a celebrar en Salamanca capital. Y no es ni la primera vez ni la segunda que hacen una cosa así. Parece que eso es bastante tipico de ellos.”

Julio Murillo, Vibraciones nº 61, de octubre de 1979.

 

 

Como respuesta al articulo de Julio Murillo la oficina de contratación del grupo Triana envió la citada carta a Vibraciones. La transcripció literal fue la siguiente:

 

“La oficina de contratación del grupo Triana, con deseo de publicación, remite la siguiente aclaración para evitar malas interpretaciones:

 

 

En el nº 61 de la revista Vibraciones, dentro del artículo titulado “Baile de jeringas”, elaborado por el Sr. Julio Murillo, se hacen tres referencias que son tres insultos a la dignidad profesional del grupo.

 

 

Primera.- El Sr. Julio Murillo, dentro de dicho artículo, dice que por contrato estábamos citados a las 5h. de la mañana del día 19 de agosto, cita que es totalmente incierta ya que en dicho contrato teníamos firmada (por parte de la empresa y nuestra) una cláusula adicional que el horario de Triana se adaptaría a la llegada de nosotros, puesto que el empresario D. Francisco Sánchez Durán tenía intención de que el Festival durase hasta las 12 h. del día 19.

 

HEMOS INICIADO UNA DEMANDA JUDICIAL CONTRA LA EMPRESA POR INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO.

 

 

Segunda.- El Sr. Julio Murillo sigue diciendo que cuando llegamos, sin excusarnos siquiera, dijimos: “AQUI ESTAMOS Y AQUI ESTA NUESTRO PUBLICO”, que ya era tarde y que no se nos dejó tocar, cosa igualmente incierta puesto que había más público del mencionado en el artículo, y que el no dejarnos tocar era por conveniencia de la empresa para utilizar nuestro nombre y al mismo tiempo al público, el cual había pagado para vernos y estar hasta las 12h. de la mañana.

 

 

Tercera.- Mas adelante, el Sr. Julio Murillo dice que dos o tres días antes de la fecha del festival de Ciudad Rodrigo, “El grupo Triana dejó plantado al organizador y al público de un concierto en Salamanca capital y que no es la primera ni la segunda vez que hacen una cosa así, parece ser que es algo típico de ellos”. Vuelve a faltar a nuestra dignidad profesional el Sr. Murillo, porque en Salamanca capital no dejamos plantado a nadie; estuvimos, actuamos con asistencia de numeroso público y, es más, el empresario D. Justo De Castro Blázquez no nos pagó.

 

 

Tenemos que añadir que al comienzo de dicho artículo se detallan los gastos del festival de Ciudad Rodrigo, gastos que por lo que respecta a Triana se ahorró el empresario. Esperamos que a la hora de escribir un nuevo artículo el Sr. Julio Murillo se informe mejor.

 

Esperando que esta aclaración salga publicada en el próximo número de esta revista, “Vibraciones”, acompañada por alguna disculpa del Sr. Murillo, nos despedimos hasta otra ocasión.

Atentamente, TRIANA.”

 

 

Y como respuesta Julio Murillo pidió PERDON. Parte de la transcripció es la siguiente:

 

 

“El Festival de la Luna Menguante trae cola...

El caso de Triana es, precisamente, una de las incógnitas desveladas; cuando los Triana llegaron al marco del Festival, el Sr. Durán no les permitió actuar basándose en argumentos carentes por completo de una mínima base, como por ejemplo que la mayoría de la gente ya se habían marchado (eran las nueve de la mañana), y que Triana tenían estipulado en el contrato que su actuación debería llevarse a cabo no más tarde de las cinco de la madrugada. Yo, es verdad, en aquel momento todo eso lo creí a pies juntillas. La auténtica explicación sobre el asunto de la anulación del show de Triana es, sencillamente, que el Sr. Durán NO TENIA CON QUE PAGARLES una vez hubiesen terminado su actuación. De ahí que optara por no permitirles subir al escenario pese a las protestas del público; y es más, para convertir en irrefutable su estratagema, la apoyó con el argumento de que Triana eran unos informales que, unos días antes, ya habían dejado colgados al organizador y al público de Salamanca... cosa totalmente falsa, como más tarde descubrí, puesto que Triana no sólo actuaron en Salamanca, sino que, como contrapartida, el organizador del concierto no les pagó. Estas cosas, repito, las supe una vez publicado el artículo. Ahora llega la lógica protesta de Triana, pidiendo aclaraciones y disculpas... Las aclaraciones ya las he especificado, lo más detalladamente que me ha sido posible, y en cuanto a las disculpas, ahí van: PERDÓN. Esperemos que los líos que se han desprendido a causa del Festival de la Luna Menguante acaben aquí, pues ya empieza a ser hora...”

Julio Murillo.

 

 

Tras la aclaración y perdón de Julio Murillo se publicó lo siguiente en Vibraciones:

 

 

“Sí, claro, ya es hora; los malentendidos entre Julio Murillo y Triana han quedado aclarados. Pero no os fiéis mucho... casi casi estaría dispuesto a jugarme lo que quieras a que, después de que este número del Vibraciones salga a la calle, los Sres Francisco Sánchez Durán y/o Justo De Castro Blázquez (el organizador del concierto Salamantino) afilarán sus garras, poniendo a su vez a parir a Julio, a Triana, a la Luna – Menguante, claro- y a su pastelera madre. Esos organizadores acostumbran a ser de armas tomar...

 

Con información de Antonio publicada en La Comunidad de Rock Andaluz, http://www.hijosdelagobio.es, el día 11 de Septiembre de 2009. Gracias.

 

<arriba> <volver>

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.